"/>
logotipo
965 889 303

Blog

7 Hechos sobre la Quiropráctico

19 de julio de 2017

  tyle type="text/css">

La Quiropráctica, como profesión, lleva 120 años de existencia, pero los principios que forman la base de la quiropráctica no son nuevos.  De hecho, los antiguos griegos y otras civilizaciones del pasado utilizaban ajustes espinales como una forma de cuidado sanitario.  Hipócrates, el Padre de la Medicina Occidental dijo que: “la estructura física es la base de la medicina” y explicó en gran detalle sobre la importancia de la columna para una buena salud.

 

Hay aproximadamente 100.000 quiroprácticos a nivel mundial y más de 40 universidades de quiropráctica en 16 países.

 

Los quiroprácticos no ajustan las zonas de tu columna al azar.  Si has ido a un quiropráctico te habrás dado cuenta  que tocan y palpan tu espina, la mueven, posiblemente testan tus músculos para ver su fuerza, presionan sobre zonas de tu espina para averiguar si está sensible en algunos puntos, etcétera.  Al final eligen muy cuidadosamente a un segmento espinal específico para ajustarlo.  Los segmentos que los quiroprácticos eligen para ajustar suelen corresponderse con músculos tensos y sensibles al palpar1,2.  La articulación tendrá un movimiento anormal3,4.  Estas anomalías, entre otras, indican la presencia de lo que nosotros, los quiroprácticos llamamos subluxación vertebral5,6.

 

Cuando un segmento espinal no se mueve correctamente, es decir, lo que los quiroprácticos llamamos una subluxación vertebral, esto realmente influye sobre cómo el cerebro percibe y responde a toda la información sensorial7.

 

Se entiende que tu cerebro no puede ver lo que ocurre en la columna cuando los huesos de la columna no se mueven correctamente; porque si los huesos espinales (vértebras) no se mueven correctamente, los músculos pequeños más cerca de la espina tampoco lo hacen adecuadamente, y estos pequeños músculos son los “ojos” de tu cerebro en la columna porque ellos tienen un montón de sensores para detectar el movimiento8-11.

 

Es muy fascinante porque cuando la columna no funciona correctamente, esto puede influir no solamente cómo el cerebro controla la columna, sino como el cerebro puede “ver” lo que está ocurriendo en tus brazos y piernas.  Entonces, ¡esto significa que el cuidado Quiropráctico te puede hacer menos patoso!  ¡Varios estudios han demostrado que tu cerebro se vuelve más consciente con más exactitud de dónde se encuentran tus brazos y piernas aunque tengas los ojos cerrados! 12,13

 

Entonces, es un hecho que el cuidado quiropráctico mejora la función espinal14-19.

¡Lo que es realmente genial, es que el cuidado quiropráctico no solamente hace funcionar mejor tu columna sino también mejora la coordinación de tus brazos y piernas!12,13

 

Autor: Heidi Haavik PHD

 

Follow Me on Pinterest